Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio » Topics » INSAM homepage texts from 2002 onwards (also in Spanish and some in Farsi) » INSAM homepage marzo 2004
INSAM Navigation
 

INSAM homepage marzo 2004

Última modificación 11/03/2004 16:33

Spanish version of INSAM homepage (marzo 2004). Translated by Roger E. Rivero Vega

Al final del mes pasado el INSAM alcanzó un número de miembros por encima de 500 provenientes de 85 países después de menos de dos años de la existencia del registro a través de nuestro sitio en la red. Nuestro objetivo no es menos que alcanzar 1000 miembros después de cinco años. Hay claramente varios países que llevan la delantera en membresía: India (), Brasil () EE.UU. ... (27), tienen todos desde más de 50 hasta más de 25 miembros. Éstos son los países donde la agrometeorología es al parecer muy importante actualmente, donde está en floración y donde al mismo tiempo el inglés se habla lo suficiente o es por lo menos entendido.

Sabemos que países como China, Japón y Rusia tienen gran número de agrometeorólogos, pero nuestra experiencia y discusiones con miembros de estos países indican que el idioma inglés es la más grande piedra de tropiezo para disponer de una membresía más amplia. Particularmente instamos a una nueva generación de agrometeorólogos en estos países a superar este síndrome del idioma inglés y de modo más completo unirse al mundo del intercambio del conocimiento agrometeorológico a través del INSAM.

Además hay un número grande de países donde existe actualmente un número insuficiente de agrometeorólogos. Esto es principalmente debido a negligencias del pasado reciente para las que damos abajo algunas razones probables. Estas razones son diferentes en los países industrializados, en transición, en desarrollo y los países pobres no-industrializados. Nosotros, sin embargo, urgimos a los agrometeorólogos en todos los países a que sugieran a sus colegas que se conviertan en miembros de INSAM sin cargo alguno utilizando nuestro sistema de registro de miembros y que disfruten la importancia creciente de la meteorología agrícola.

Ningún campo en la meteorología ha recibido de repente tal incremento en atención como la meteorología agrícola. Principalmente debido a la percepción reciente del aumento de los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos y de sus repercusiones en áreas rurales y su producción de alimentos, la meteorología agrícola en general y la meteorología agrícola de eventos extremos en particular han ocupado de repente el centro de atención. Ningún campo aplicado de la meteorología, sin embargo, estaba tan poco preparado para este cambio en apreciación e importancia como la meteorología agrícola.

La historia de la Comisión de Meteorología Agrícola muestra que mucho fundamento fue creada por relativamente pocas personas, principalmente en el mundo industrializado. Sin embargo, una tendencia de importancia decreciente del tiempo y el clima con insumos externos crecientes hacia modos cambiantes de producción agrícola podía ser solo parcialmente contrarrestada por el énfasis creciente en la "agrometeorología operacional" y en los "beneficios económicos de la agrometeorología" en el curso de los ochentas.

Simultáneamente más énfasis recayó sobre los países en vías de desarrollo donde el financiamiento siguió siendo sin embargo muy bajo o proveniente en gran medida de fuentes externas. En países industrialmente desarrollados esto gradualmente mejoró pero todavía quedó muy por debajo de lo que se requería. En los países en transición y China, el aislamiento sobre todo era un problema insuperable.

Sin embargo, las preocupaciones medioambientales debidas a la intensificación de la producción ya iban subiendo cuando el cambio climático, y particularmente sus consecuencias relativas al aumento creciente de la variabilidad del clima, golpearon duramente los sistemas agrícolas. En los años noventas la meteorología agrícola trató de reagrupar sus ahora relativamente magras fuerzas y tener cuenta de (i) los requisitos de los cultivos, bosques y ganado, particularmente en la agricultura de bajos insumos externos, y (ii) la sustentabilidad de la base de recursos agrícolas, por todas partes pero con énfasis diferentes.

Como agrometeorólogos, resultamos sólo parcialmente capaces de enfrentar estas demandas, principalmente debido a la virtual inexistencia de servicios agrometeorológicos. En la actualidad la preparación o preparabilidad para los extremos está creando una demanda adicional y creciente en países industriales y no-industriales por igual, de nuevo con énfasis muy diferentes debido a los muy diferentes modos de producción.

Para estas nuevas demandas estamos aún menos preparados, (a) con respecto a estrategias de adaptación con componentes agrometeorológicos, (b) científicamente en una manera funcional, (c) lejos en lo que concierne a estrategias ambientales que permitan la aplicación de la agrometeorología en servicios para el beneficio de las víctimas (potenciales) de eventos extremos. Nuevos campos como el pronóstico del clima, los Sistemas de Información Geográfica y los sensores remotos corren prematuramente al rescate mientras que conocimientos básicos todavía más adecuados permanecen sin adaptar y sin aplicar, particularmente en los países en desarrollo.

Esta falta de preparación de la meteorología agrícola para sus nuevas tareas de aumentar el estado de preparación de los agricultores frente a catástrofes climatológicas y otras catástrofes medioambientales, queremos que sean abordadas en nuestro sitio Web del INSAM. Sólo mediante tu participación en el intercambio de información y en los debates relacionados con esto podremos hacerlo con buen éxito. Ayúdanos a hacer del INSAM un importante foro para elevar el estado de preparación de la agrometeorología a través de sus servicios para preparar mejor a los agricultores ante las calamidades y para el uso sustentable de su base de recursos.

Acciones de Documento
  • Share on Facebook
  • Imprimir